Tratamientos para el Pelo Rizado

El cabello rizado puede llegar a ser muy rebelde, pero puedes controlarlo y conseguir que tenga una apariencia perfecta sin acudir a caros productos cosméticos.

I.- Mascarilla de huevo

El huevo es uno de los mejores ingredientes que se usa como tratamiento para el control de los rizos y la sequedad.

Su alto contenido de grasas y proteínas se encarga de retener la humedad natural del cuero cabelludo y ayuda a reparar las puntas partidas.

Ingredientes:

  • Un huevo.
  • Dos cucharaditas de aceite de oliva.
  • Una cucharadita de mayonesa.

¿Cómo prepararlo?

  • Bate un huevo y mézclalo bien con el aceite de oliva y la mayonesa.
  • Una vez que hayas obtenido una crema homogénea, debes aplicar sobre tu pelo.

Modo de aplicación:

  • Enjuaga tu melena con champú y, antes que se seque, extiende la mezcla hasta cubrir toda tu cabellera.
  • Utiliza un peine para distribuir el producto a lo largo del pelo y déjalo actuar media hora.
  • Enjuaga tu pelo con bastante agua y, si lo quieres, aplícate un acondicionador con aroma.

II.- Huevo y pepino

Ingredientes:

Pasos a seguir:

  1. Lava el pepino, luego pélalo y échalo en la licuadora para convertirlo en puré.
  2. Si no tienes una licuadora, puedes usar la batidora.
  3. A continuación procedes a batir el huevo.
  4. Mezcla el puré de pepino con el huevo batido y agrega el aceite de coco o de oliva.
  5. Mezcla bien todos los ingredientes, luego aplicar la mezcla sobre tu cabello rizado.
  6. Para que le mezcla penetre mucho mejor en tu pelo, tienes que cepillarlo con un peine que tenga púas anchas.
  7. Hecho esto, cubre toda tu cabeza con una bolsa plástica para que no ensucies nada y lograr que los ingredientes actúen en profundidad.
  8. Déjalo actuar media hora.
  9. Pasa ese tiempo, retira la mezcla con bastante agua tibia y limpia el pelo con producto que utilices de manera habitual.



Deja un Comentario

Leer más
Cortes de Cabello para Mujeres

El corte de cabello es todo un arte, una profesión, que requiere de mucha práctica y aprendizaje. Tiene que ver...

Cerrar